Somos un  Centro Educativo Vicenciano, una escuela católica, dirigida por las Hijas de la Caridad, que inspira su acción educativa en el Evangelio y en el espíritu de sus fundadores: Vicente de Paúl y Luisa de Marillac.

Basamos nuestros esfuerzos en la integración de los alumnos, la sensibilidad por los necesitados y la valoración del saber como medio para servir mejor.